Thursday, July 30, 2009

LA ESPERA

Duele en el centro de la espalda, bajo el corazón, la ausencia de lo no conocido
Se siente el alma circulando, siendo,

Caen los pretextos a pedazos, allanan pasos,
Abrasa la espera, pero también alimenta...

Quisiera quedarme sentado, cerrar los ojos y en un segundo aprender a leer el viento.
Entender los mensajes que nacen en las hojas de los árboles y descifrarlos antes de que mueran secos.

Escuchar el murmullo de la ciudad, contándome las historias de sus parasitarios habitantes y saber, saber, saberte y saberme al fin.

Quisiera que llovieran tus abrazos, poder guardarlos entre las páginas del libro que por ahora leo y usarlos cuando más los necesito. Tejer con tus palabras el abrigo que acabará con el frío de la cotidiana agonía de los días. Tomar sorbos de tu aliento que endulcen nuestras horas.

Quisiera que te callaras, tomaras las llaves y llegaras a casa sin aviso previo, que me reconocieras apenas cruzaramos las miradas y los dos entonces entendiéramos que ha llegado el principio. Que la búsqueda terminó porque ha comenzado el camino.

Imagino ya los pasos. Imagino ya las manos.
Te huelo ya, cerca, expectante, pero no descifro aún los detalles de tu rostro. Sé que lo sabré apenas y me toques. Sé que me sabrás.

Entendido el código, vivido, latido, comenzará la historia escrita en tiempo con letras-piel y puntuación libre dictada por las miradas, las mañanas, los besos, las caricias y las palpitaciones que compartiremos juntos.

En el fondo ya te sé, aunque todavía no te vea.
Seremos un 'somos', construiremos un 'nuestro'.
Dos.

*********************************************************
Llega ya y tomemos una taza de té que dure para siempre, ese siempre que definiremos juntos.

5 comments:

Isaac said...

Cuando leo el viento, no sólo descifro Mi mundo y el mundo, escucho la entonación al gritárme o hablarme quedamente, dependiendo de lo indomable de su voz;
Si me calla, le contesto, si le contesto lo oigo dentro.

Andrea said...

Ufff.. me mataste con la frase que te dije...

Amorexia. said...

nada, nada mas queda... lo as trite es que se olvida, por que ya no importa, y se perdona igual.

Deshora.

Excelente texto.

Yguana rosa said...

Quisiera que en tu mundo llovieran mis abrazos. Y que los coleccionaras entre las paginas del libro que te acompaña. Sin istructivo. Usar cuando más se necesiten... Abrazos de colores, sabor y olor. Por ejemplo: abrazo-mandarina, para tardes viscosas donde el tedio pegajoso se adhiere en las ventanas de los autos. Abrazo-ambar-mentolado para aletargar, un poco al menos, los días de prisa inútil. Y unos azul-arandanodelbosque para dar sabiduría y gentileza en donde la miseria teje su telarańa idomeńable...

Muegano. said...

Bueno, yo comencé por el siguiente post y me he ido para atrás...al menos este me ha borrado un poquito el hueco y la cierta desesperanza que me ha dejado el otro! ;)