Sunday, April 02, 2006

SIQUIERA

Porque Ferza y yo no somos nada. Sólo somos.

Por lo que sea, porque no somos siquiera un instante.

Las cosas se escriben, se dicen, se callan o se guardan. El miedo es una espora que se planta en el centro, que no muere ni se seca, se hace un árbol, crece, pertenece y te hace que pertenezcas.

Las cosas entonces se leen, se escuchan, se exclaman, se sacan, se dejan crecer y un día cuando ya se hicieron un árbol las sacas de raíz porque ya no se quiere, estén ahí.

El polvo de lo seco, de lo que antes fue hoja y corteza queda volando, porque nada se extingue.
Lo seco del polvo matiza la forma de lo que sigue y de lo que otra vez esta creciendo.

En el aire se huele lo que un día fue miedo, lo que se dijo y se escuchó, lo que hizo que pertenecieramos y lo que hace que hoy pertenezcamos.

Porque lo seco sigue presente, se aprende que es entonces olor...

Porque las cosas son, para nacer, para que mueran, POR LO QUE SEA, PORQUE NO SOMOS SIQUIERA UN INSTANTE...

3 comments:

El Negro said...

Pues no, mi querido Miguel, no somos un carajo, un pedazo de nada, ya lo decía el buen Borges; Ni siquiera soy el polvo. Escríbeme para darte el nombre de algunos güeyes que te van a latir. Un abrazo.

El Negro said...

Por cierto, mira dentro de esto: http://adrianegro.blogspot.com/, abrazo.

Ozcorozco said...

Somos, quizá, el viento mismo que se lleva a sí mismo a la chingada.